Los mexicanos y las televisoras: una telenovela de amor. Opinión de Julio Serrano

Por Apuntes Financieros de Julio Serrano, publicado en Milenio

Dentro de ciertos círculos, del que destaca el movimiento estudiantil #Yosoy132, las televisoras mexicanas son el enemigo, responsable de buena parte de los males que achacan al país. ¿Qué tan popular es esta apreciación? La respuesta —en lo que estoy seguro sorprenderá a muchos— es que nada.

En una encuesta reciente que se llevó a cabo a nivel nacional y representa la opinión de la población en su conjunto, los mexicanos le otorgaron a los medios de comunicación, —dentro de los cuales la televisión es por supuesto el más importante—, un alto nivel de confianza, a la par del que le conceden a las universidades, la Iglesia y el Ejército. Instituciones que podríamos pensar gozan de gran prestigio, como la Suprema Corte de Justicia, el IFE y la Presidencia de la República, están por debajo de los medios de comunicación en la confianza de los mexicanos. Ni qué decir de los partidos políticos y los sindicatos.

Tras una contienda electoral donde los medios de comunicación, y en particular las televisoras, fueron duramente criticados por ciertos grupos, debo reconocer que no esperaba que aparecieran dentro de las instituciones a las que más confianza le tiene la población.

Pero además de generar confianza, resulta que las televisoras también ejercen una gran influencia sobre los mexicanos. Las pasadas elecciones presidenciales son un vivo ejemplo de su poder de persuasión. En otro estudio reciente, los encuestados citaron a la televisión como su principal fuente de información electoral, muy por encima de la radio, los periódicos y las redes sociales. Asimismo, la mayor parte de los encuestados le otorgó a la televisión un nivel de confianza y credibilidad mayor al de los otros medios de comunicación. Al parecer el movimiento #Yosoy 132 y otros grupos que criticaron a las televisoras por su supuesto sesgo en las elecciones no convencieron a muchos votantes.

Otro dato interesante que arroja un tercer estudio es que los mexicanos no solo creen en las televisoras sino que, a diferencia de otras grandes empresas, prefieren que el gobierno mantenga su distancia ante ellas. A la mayoría de los encuestados les gustaría que empresas como Telmex y Maseca, así como los bancos que operan en México, estuvieran en manos del gobierno. En contraste, a la gran mayoría de esos mismos encuestados les gusta la idea de que las televisoras estén en manos privadas.

Estos datos nos muestran una clara relación de amor, casi de telenovela, entre los mexicanos y las televisoras. Lo interesante sería entender por qué.

Consultar nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s