La plática (24Horas)

Por Salvador García Soto, publicado en 24 horas

La plática tuvo lugar a principios de junio cuando sobre Televisa arreciaban las críticas por las publicaciones del diario británico The Guardian, que exponían internacionalmente las operaciones político-electorales de la empresa, y aquí en el país crecían las acusaciones y señalamientos del movimiento #YoSoy132 sobre la parcialidad informativa de la empresa.

Hasta las oficinas del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, llegó Bernardo Gómez, el vicepresidente Ejecutivo de Televisa que había pedido audiencia y era recibido en privado por el mexiquense. Tras los saludos de rigor, Gómez dijo llevar un “mensaje directo” de Emilio Azcárraga Jean y tomó la palabra:

 “Tienes que ayudarnos -le dijo a Peña- nos están golpeando demasiado y por muchos frentes. Necesitamos saber que tendremos tu apoyo por lo que se venga para la empresa, y por todo lo que te hemos dado”, soltó la mano derecha de Azcárraga Jean.

La versión que confirman allegados al hoy presidente electo, detalla que Peña escuchó atentamente el mensaje de Gómez y en cuánto termino le dijo: “A ver, para empezar, ustedes a mí no me han dado nada. Todo lo que me apoyaron se los pague peso por peso, así que yo no les debo nada”. Ese fue el inicio, dicen, de un mensaje de distancia que mandó Peña Nieto a Televisa.

De la plática no abundan en detalles, pero aseguran que después del mensaje del ahora mandatario electo, Televisa comenzó a tomar ciertas medidas como su defensa mediática en aquel caso de The Guardian y los intentos de apertura ante las críticas del movimiento #YoSoy132, que iniciaron con una estrategia para difundir las acciones de los jóvenes universitarios y terminaron con el reciente “fichaje” de Antonio Attolini, uno de los voceros del movimiento estudiantil que ayer debutó como conductor de un programa de la empresa televisora en Foro TV.

Públicamente Peña no se ha deslindado de Televisa y de los señalamientos de que esa empresa diseñó y le vendió toda una estrategia de promoción de su imagen desde que era gobernador hasta llevarlo a la Presidencia. Ha habido tibias respuestas cuando le han tocado el tema, mientras desde Televisa arrecian presiones como la aspiración de Claudio X. González, presidente de Mexicanos Primero, que ahora quiere ser secretario de Educación.

Ya se verá si el presidente electo cede a las presiones de ese y otros poderes fácticos, por lo pronto, es muy relativo que un mensaje privado, como el que dicen sus cercanos que le mandó a Azcárraga Jean con Bernardo Gómez en aquella plática, baste para frenar los apetitos de poder. Hará falta mucho más que una plática para convencer a los mexicanos de que, si ya tuvimos un candidato de Televisa, ahora no tendremos un presidente agachado a las órdenes de esa televisora.

Consultar nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s