Attolini y nuestros juicios absolutos (La Razón)

Por Salvador Camarena, publicado en La Razón

Advertencia: esta entrega fue redactada antes de que se emitiera anoche en Foro TV el primer programa de Sin Filtro.

Ya habrá tiempo para analizar esa emisión. Sobre todo porque para evaluar alguna nueva propuesta mediática hace falta dejarle respirar, que se desenvuelva un poco, pues con los nuevos productos comunicativos pasa lo que con los bebés: casi todos nacen arrugados y feos, que los veamos bonitos es otra cosa.

Antonio Attolini me cae bien. Incluso cuando se pone “totalizante” me cae bien. En parte me simpatiza por entrón. Su decisión de incorporarse a un programa de Televisa le ha hecho el blanco de comentarios, críticas que más allá de referirse al ex vocero de la asamblea Yo soy 132 del ITAM creo que hablan de nuestra afición por los juicios absolutos.

Esperaré con algo de divertido morbo a ver en qué se traduce eso que dice Attolini en el promocional de Sin Filtro, donde nos promete que “en un país que está hundido en el drenaje es hora de que alguien se atreva a decir el emperador está desnudo”. Drenaje. Hundido. Atreverse. Desnudo. Este muchacho sí sabe de publicidad, ahora falta ver el programa para entender de qué rey hablan, cómo es que está desnudo y por qué nadie supuestamente lo ha dicho antes.

En todo este asunto hay por el momento un solo ganador. Los ex 132 reconocen a quien antes descalificaron. Televisa gana de arranque, pero eso ni invalida las demandas para que los medios en general ni Televisa en particular respondan a las críticas que se les han formulado, como tampoco hace traidores o incongruentes a quienes aceptaron participar.

Es curioso que a Attolini y compañía se les reclame que acepten “tan pronto” pasar de la protesta a la participación en un medio formal (“La gran estafa”. Rubén Cortés 25/10/12). Porque no sólo es cuestión de tiempos nuevos —lo que en el pasado tomaba años hoy pasa en días—, sino que antes se les reclamaba precisamente que prefirieran la calle y los bloqueos a la mesa de debates.

Otro compañero de estas páginas (“La Kidzania del periodismo”. Julián Andrade 25/10/12) pidió a Attolini y al 132 en general que “asuman sus propias responsabilidades, y sobre todo las que tienen que ver con el enrarecimiento del ambiente político”. ¿Protestar es enrarecer?

Usaron la protesta callejera para expresarse como ahora algunos de ellos usarán el medio que cuestionaban para… expresarse. Y otros seguirán en la toma de calles y casetas de peaje, cosa legítima que sin embargo desquiciará a aquellos que incluso han calificado al 132, desde medios como la radio, como “una franquicia para delinquir”. Ahora sucede que el verdadero peligro para México son los jóvenes inconformes.

Pero al juego de los juicios absolutos también entró Genaro Lozano, moderador de Sin Filtro, quien tachó de “libelo” a una carta de Rafael García Lobato que cuestiona a Attolini. ¿Si es a favor es libertad, pero si es cuestionándolos es libelo?

Sin Filtro no será un espacio de información. Será uno de opinión. Los estudiantes de periodismo deberían darse cuenta de cómo fueron rebasados otra vez. Sean bienvenidos estos jóvenes al mundo de “la vieja clase periodística” (Gisela Pérez de Acha dixit), trincheras en donde muchas veces sí prevalecen los que tienen algo que decir. Ojalá sea el caso.

Consultar nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s