Andrés Manuel, urge que condenes el huevazo a Adela (SDP Noticias)

Por Federico Arreola, publicado en SDP Noticias

No me gusta lo que está pasando. López Obrador, que yo sepa, no ha condenado el huevazo contra Adela Micha. Lo han hecho otros personajes de izquierda, como Ebrard, Cuauhtémoc, Mancera. Pero no Andrés Manuel. México necesita a Andrés Manuel prudente. Y en este caso la prudencia aconseja rechazar la agresión contra la periodista.

No fue un juego, como lo quieren ver algunos, lo que pasó con Adela. Fue un ataque. ¿Habrá que esperar, para condenarlo, a que el huevazo se transforme en balazo?

Los métodos del #YoSoy132 han sido poco democráticos. Sus integrantes, durante la campaña electoral, acosaron de más a Peña Nieto. Y la izquierda los elogió. Hubo hasta cursilería para referirse al “despertar de la juventud”. Ahora empezamos a pagar un costo que puede llegar a ser elevado. Pasada la borrachera de la “juventud que sacude conciencias”, hemos empezado a sufrir los efectos de la resaca.

Aquellos hechos de la Ibero, cuando se insultó a Peña Nieto y se le persiguió por los pasillos de esa universidad, nada tuvieron que ver con el diálogo, la tolerancia y el respeto al que piensa distinto, que son los rasgos característicos de la democracia.

Uno de los líderes más importantes de México es Andrés Manuel. Y lo seguirá siendo. Lo veo disputando otra vez la Presidencia de México, de nuevo con posibilidades reales de victoria.

Andrés Manuel nunca ha actuado en contra de la ley. Es un pacifista. Pero en ocasiones se abstiene de opinar. Hoy, como en muchos otros momentos, su voz debe ser escuchada. Necesitamos que Andrés Manuel condene al apasionado militante del #YoSoy132 que lastimó a Adela Micha. Es urgente que el #YoSoy132 sepa que López Obrador no considera una broma lo que ha ocurrido con Adela.

Hay condiciones para que a México le vaya bien en los próximos años. Ojalá la política no lo eche todo a perder.

La elite financiera mundial confía en Peña Nieto. Eso es importante. No constituye algo que embelese a la gente de izquierda, pero seamos realistas, sin la “mafia” económica global ningún país puede prosperar.

Por cierto, en el extranjero a nadie le asustó, antes de julio, la posibilidad, que existió aunque no llegara a concretarse, de que Andrés Manuel ganara las presidenciales. Lula dejó tan buena imagen que un izquierdista prudente, como lo es Andrés Manual, es considerado inclusive una bendición para países como el nuestro.

El hecho es que en el mundo se confía en México. Se piensa que Peña Nieto ha aprendido después de una campaña electoral difícil y que, por lo mismo, no cometerá errores graves. Y en la prensa global desde hace tiempo se elogia a los operadores de EPN, sobre todo al que más ha insistido en las reformas estructurales, Luis Videgaray.

Si la política no lo echa todo a perder, a México le irá bien el sexenio que iniciará en diciembre y las cosas no cambiarán para mal cuando Peña Nieto se vaya, ni siquiera si un izquierda prudente, como Andrés Manuel, triunfa en 2018.

Pero Andrés Manuel, para honrar su liderazgo, no debe dejar pasar ninguna oportunidad de actuar con prudencia. Por eso lamento su irreflexivo silencio en el caso Adela Micha.

Hemos defendido a Carmen Aristegui cuando se le ha hostigado, debemos defender a Adela. Es irrelevante si una es más crítica que la otra, si aquella cuestiona a Televisa y esta es una estrella de la empresa de Azcárraga, si la primera ha buscado probar el fraude electoral y la segunda vio un proceso limpio. Las agresiones no se deben tolerar. Ninguna, a nadie.

Por cierto, es deseable también que Andrés Manuel se vea prudente en el caso de las reformas. Si no está de acuerdo con ellas, que lo exprese con argumentos sólidos. No con exabruptos como el de hace unos días cuando llamó “pelele” a Peña Nieto simplemente porque este expresó su satisfacción por la reforma laboral.

En algún momento se discutirá la reforma energética. Muchos pensamos que México la necesita. La izquierda sostiene lo contrario. Ojalá el tema se debata con inteligencia y no con diatribas, con análisis y no con movilizaciones, con estadísticas y no con consignas.

Es cierto, Lula sembró tan buena imagen para la izquierda que en los centros financieros mundiales se piensa que cosas buenas llegarán para México cuando un izquierdista gobierne. Y cuando, en el extranjero, se habla de izquierda mexicana se piensa en Andrés Manuel, no en Cuauhtémoc, no en Ebrard, no en Mancera. De ese tamaño es la responsabilidad de Andrés.

Por cierto, valdría la pena que Andrés Manuel se diera a la tarea de intentar refutar un proyecto de Peña Nieto: el que busca hacer del sector energético mexicano algo parecido a lo que se diseñó en el Brasil de Lula. ¿Por qué eso no, Andrés Manuel?

La expresión más inteligente que le escuchado a Andrés  Manuel es la de que el debate económico en México, dominado por los neoliberales, no se da en la arena de la técnica o la ciencia, sino en la arena de la ideología que ha hecho del libre mercado una nueva divinidad.

Creo que hasta Andrés Manuel aceptará, porque es un hombre muy inteligente, que la izquierda ha hecho de Pemex algo tan sagrado como la Virgen de Guadalupe. Y bueno, semejante irracionalidad no ha permitido la discusión sensata.

Consultar nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s