Desaparición y reaparición de Aleph Jiménez

Nota introductoria por Regina Santiago Núñez.

El movimiento #YoSoy132 se encuentra en una etapa de reflexión para redefinir su papel en el nuevo escenario político de México. Sea cual sea el rumbo que tome es importante que mantenga su capacidad de análisis de su propio entorno y de la manera en que los medios construyen percepciones sobre su labor.

A continuación OMCIM presenta el trabajo realizado por Gethsemani Galicia, publicado en el blog del curso de Comunicación Política de la Universidad Iberoamericana. Bienvenidos sus comentarios.  Sigan el enlace a texto original para unirse a esa conversación o participen en este espacio.

Para tratar de comprender el caso Aleph Jiménez al final encontrarán un link al texto de Mauricio Meschoulam “Violencia y efectos psicosociales: el estudio”, con su propuesta de apostar a un periodismo que contribuya a la construcción de paz.


Por Gethsemani Galicia

El pasado 20 de septiembre inició una búsqueda por medio de las redes sociales del vocero de #YoSoy132 Ensenada, Aleph Jiménez, que fue visto por última vez ese mismo día, afuera de un cajero de la localidad.

Según reportes de sus compañeros en el movimiento una semana previa a su desaparición el comportamiento de Aleph había cambiado y estaba temeroso por su vida. Esto provocó que sus colegas pensaran que se trataba de una desaparición forzada. El caso amerita una profunda reflexión. Aquí la historia.

Comienza la búsqueda

La noticia tardó varios días en irse a los medios nacionales, pero en twitter y facebook los integrantes de #YoSoy132 Ensenada y sus compañeros de otras sedes habían logrado hacer del hashtag #AlephJimenezDóndeEstá un trending topic. Fue Carmen Aristegui en su espacio de MVS Noticias quien sostuvo una entrevista con el padre del desaparecido, Julio Jímenez en la cual él expresaba una gran preocupación por el bienestar de su hijo.

Por ser originaria de esta ciudad yo me enteré de la noticia mucho antes de que los medios masivos de comunicación empezaran a hablar del tema. Lo que me pareció más impresionante fue la rápida movilización que tuvo el grupo y eso es algo que tenemos que reconocerles: la organización que tienen cuando se trata de defenderse o protegerse.

Sin embargo, este grupo comenzó a dar supuestas teorías de lo que había sucedido con Aleph, basándose meramente en sucesos circunstanciales. Tal vez no existieron declaraciones oficiales pero sí se hablaba en las páginas de Facebook de muchos integrantes del grupo en Ensenada de cómo esto podía ser una represalia del gobierno municipal encabezado por Enrique Pelayo (PRI) por las protestas<;a href=”http://protestas realizadas el 15 de septiembre en las cuales fueron detenidas alrededor de 20 personas y que al día siguiente Aleph fue el vocero que se encargó de hablar con los medios

Se involucrán los medios

Eventualmente ésta fue la historia que se comenzó a publicar en los medios, claro todo bajo suposiciones. Por ejemplo Pedro Miguel para La Jornada escribió:

“Especulaciones aparte, sobre el alcalde Enrique Pelayo Torres recae una responsabilidad política concreta por la desaparición de Aleph y por el clima de violencia y represión que padece esa ciudad.”

En el artículo se nota claramente a quién apoya el autor y sin temor a represalias el afirma que fuerzas del PAN y el PRI son culpables de la reciente oleada de desapariciones y muertes en la ciudad. Ante lo dicho por Miguel, yo con el mismo derecho opino que no podemos generalizar que un partido es el culpable por sucesos, es probable que algunas personas que integren los partidos previamente mencionados estén involucradas, pero sin hechos que puedan comprobar esto sólo nos quedamos con especulaciones.

En el periódico El Vigía, periódico local de Ensenada, citan al padre de Aleph:

“El padre de Aleph indicó que integrantes del Movimiento #YoSoy132 le comentaron que Aleph ya tenía varios días que se comportaba de manera extraña dando señales de que estaba angustiado.

“El cambio de conducta de Aleph había sido demasiado drástico de aproximadamente 15 días a la fecha y daba señales de sentirse angustiado, nadie sabía porqué, hay algunos indicios de alguna camioneta, le comentó a uno de sus amigos que lo estaban persiguiendo, de que él se sentía perseguido y acosado, no hay duda de eso”, mencionó.”

En SDP Noticias nos informan también de la desaparición de Aleph y hablan de cómo Julio Jímenez habla de una desaparición forzada, pero SDP nos comenta algo que no pudimos notar en el artículo anterior:

“En su espacio noticioso, Carmen Aristegui destacó el dato del asesinato de dos científicos: un astrónomo y una oceanóloga.

Al parecer Aleph dijo a uno de sus amigos que le llamó la atención que en la nota periodística publicada por Ensenada.net los datos del astrónomo coincidían con su perfil: de dónde era egresado, dónde trabajaba, la maestría y la especialización que tenía.

A decir del amigo, el vocero del colectivo juvenil pensaba que esa coincidencia era un mensaje de ciertas personas hacia él para que se calmara y en su grado de paranoia pensaba que si eso habían hecho a los científicos, lo mismo podrán hacer con él. “

En mí opinión.

¿En qué nivel de paranoia tiene que estar una persona para pensar que la muerte de colegas es un mensaje para el? Es lógico que si él interpretó los datos de esta manera después comenzara a notar que una camioneta negra lo seguía. Es normal que una persona estando bajo presión vea cosas donde no las hay, ¿Podría ser que Aleph lo haya imaginado?  ¿Es posible que sí lo hayan estado persiguiendo?

No desacredito a Aleph, si sus temores eran reales, entonces sus acciones son perfectamente justificables Sin embargo, la manera en la que los medios tomaron la noticia denota mucho qué intereses tienen y a quien apoyan. Si hay algo en lo que estoy en desacuerdo es con el comportamiento masivo que esta provocando el movimiento #YoSoy132, pues muchos de los integrantes muestran un nivel de intolerancia hacia las opiniones de los demás. Es posible que esta gente haya sido así antes de que el movimiento existiera pero también es probable que sus actitudes de prepotencia se hayan magnificado por la sensación de poder que les causa la organización.

Reaparece

Al día siguiente de que sale a nivel nacional la entrevista con el padre de Aleph, este aparece en la ciudad de La Paz, BCS. Proceso nos relata cómo se dieron los hechos de la aparición de Aleph:

“Al dar a conocer su localización, a dos mil kilómetros de su lugar de residencia, se realizó un operativo policiaco para trasladarlo a la Ciudad de México donde trascendió que lo recibirán representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para abrir una investigación del caso, e integrantes locales del movimiento, que pretenden levantar un “cerco” de seguridad en torno a su compañero.”

En el periódico El Vigía (Enseenada) también comentan los hechos:

“Informaron que se encontraba bien de salud y que había huido de Ensenada al sentir que era hostigado y perseguido.

Jiménez Aponte indicó que la noticia sobre la ubicación de su hijo la recibió de un amigo común, con el cual Aleph se había comunicado para informarle que estaba en La Paz y viajaría hacia la Ciudad de México, sitio donde sería recibido por personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.”

En general la mayoría de los medios indica lo mismo, y el movimiento #YoSoy132 Ensenada no ha hecho declaraciones oficiales al público. Lo único que se sabe y que se maneja en fuentes como La JornadaAnimal Político y ADN Político es que el individuo:

“Había tomado esa decisión de esconderse porque sentía que su integridad física estaba en peligro”, dijo en Mexicali según reporta Notimex.”

Como comunicadores es importante que mantengamos la neutralidad en nuestra información. Lamentablemente en muchas ocasiones vemos que periódicos y fuentes de grupos y organizaciones, pierden su neutralidad y afectan la realidad de los hechos. Si el grupo no se hubiera puesto a buscar a Aleph es probable que él no hubiera resurgido por miedo a represalias, pero como sus colegas le crearon un entorno seguro para su regreso lo vemos ahora a salvo con sus amigos y familiares.

No es justo desacreditar a Aleph y su historia pero tampoco es justo decir una parte y declararla como la verdad absoluta.

NdeR: Lectura recomendada:

Violencia y efectos psicosociales: el estudio por Mauricio Meschoulam, académico de la Universidad Iberoamericana, participa en el observatorio de medios OMCIM y en el proyecto México con Paz.

Aleph rompe su silencio con Carmen Aristegui

Para leer los interesantes comentarios al texto original sigue este link:

Desaparición y reaparición de Aleph Jiménez.

Una respuesta a “Desaparición y reaparición de Aleph Jiménez

  1. Muchas gracias por compartir mi artículo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s