#YoSoy132 convoca a luchar por la transformación del país (La Jornada)

Por Laura Poy y Emir Olivares, publicado en La Jornada

El grito de miles fue contundente: Estamos cercando esta televisora de la mentira para que nunca más vuelva a salir. Esa fue la consigna del movimiento #YoSoy132 y organizaciones sociales, campesinas, ciudadanas y sindicales que anoche iniciaron un bloqueo histórico en las instalaciones de Televisa Chapultepec.

En un manifiesto dirigido al pueblo de México, en el que propusieron seis puntos del plan de lucha, entre ellos la democratización de los medios de comunicación y la reforma de los sistemas de salud y educativo, enfatizaron: Televisa y Tv Azteca son la cara más visible y el principal instrumento de la oligarquía que gobierna este país, de los poderes fácticos que de acuerdo con sus intereses imponen y quitan gobernantes. Son empresas que producen y difunden información manipulada, confusa y tergiversada para hacer pasar por opinión pública lo que conviene al régimen económico y político, para imponer a los gobernantes que ejecuten los proyectos neoliberales de los grandes capitalistas tanto nacionales como trasnacionales.

En una acción pacífica, iniciaron el bloqueo simbólico –que se prolongará hasta las 23:59 horas de este sábado– de las instalaciones de Televisa Chapultepec en rechazo a la política editorial de esa empresa, contra la imposición en la Presidencia de la República del priísta Enrique Peña Nieto y por la democratización de los medios informativos.

Rechazo al viejo régimen

Los manifestantes organizaron una valla humana que se extendió sobre las avenidas Chapultepec y Balderas, debido a que se instaló un cerco policiaco sobre Río de la Loza, doctor Rafael Lucio y Chapultepec.

En su mensaje político, advirtieron que en caso de consumarse la llegada de Peña Nieto al poder no sólo se restaurará el viejo régimen político que conlleva a la violencia de Estado, la violencia, represión y autoritarismo.

No debe ser presidente, no sólo por el régimen caduco al que representa y por su colusión y subordinación a Televisa, sino por las amenazas que cierne sobre nuestro país: privatización del petróleo, alza de impuestos, la reforma laboral que legaliza la explotación de los trabajadores y la privatización del sector salud y de las pensiones.

Ante este peligro, convocaron a la unidad de las fuerzas sociales para impulsar la transformación del Estado, pues los estudiantes no podemos solos, y llamaron a participar en el proyecto democrático de transformación social y reconstrucción nacional.

La acción por la verdad dio inicio minutos antes de las nueve de la noche en la explanada del Monumento a la Revolución. Ahí, dos horas antes cientos de personas se fueron congregando para sumarse a la movilización, cuyo destino final era la sede del consorcio televisivo, que desde el mediodía fue custodiado por unos 2 mil elementos de la policía del Distrito Federal, según información del gobierno local.

En tanto, en la Plaza de la República la intensa lluvia no fue obstáculo para que los jóvenes que están en resistencia ante lo que consideran un intento de imposición del priísta en la silla presidencial y en favor de la transformación democrática del país, se prepararan para iniciar la marcha.

Después de la desorganización inicial, que provocó que la marcha demorara casi una hora, el contingente partió del Monumento a la Revolución coreando dos porras que identifican al estudiantado nacional: el ¡Goya! universitario y el ¡Huelum! politécnico. También se escucharon los ya conocidos: ¡México sin PRI!, ¡Fuera Peña! y Aquí se ve, aquí se ve, que Peña Nieto presidente no va a ser.

La columna caminó por las avenidas de la República, Juárez y Balderas hasta llegar a la avenida Chapultepec una hora después.

Cientos de personas que esperaban sobre aceras y calles aledañas se fueron sumando a la manifestación, como los integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas, que se incorporaron en la esquina de Balderas y Ayuntamiento.

Autoridades del Gobierno del Distrito Federal señalaron que participaron unas 6 mil personas en la marcha; los organizadores aseguraron que eran más de 10 mil.

Los manifestantes se instalaron frente a la televisora cerca de las 22 horas. Ahí, formaron vallas humanas y continuaron coreando consignas como el que no brinque es Peña.

Cinco minutos después se dio inicio a un mitin con la lectura del manifiesto de #YoSoy132, en el que reiteraron sus principios como movimiento estudiantil y social, político, apartidista, pacífico, autónomo y antineoliberal, pero también independiente de partidos políticos, candidatos y organizaciones que responden a un programa electoral.

Recordaron que han emprendido un camino de lucha en las calles para que no se olviden movilizaciones estudiantiles como las de 1968, 1971 y 1999; masacres como la de Aguas Blancas, en Guerrero; los abusos en Chiapas, los fraudes electorales y las barricadas aplastadas en Atenco y Oaxaca.

Aseguraron que el movimiento trascendió la coyuntura electoral y seguirá organizándose, porque “luchamos para transformar profundamente a México, como contrapeso a cualquier decisión y políticas que vulneren los derechos e intereses de nuestro pueblo.

Nos encontramos con la muralla de un sistema económico que se presenta como inevitable, como un absoluto impuesto a nuestras vidas. Sus ladrillos son la pobreza de más de la mitad de los mexicanos y la obscena riqueza de unos pocos, donde los 10 más ricos del país concentran el equivalente al ingreso de los 40 millones de mexicanos más pobres.

Critican a ricos en país de pobres

#YoSoy132 criticó que en el país la desigualdad sea tan grande que seis hombres concentran gran parte de la riqueza nacional y que forman parte de las mesas directivas de las dos televisoras. Se trata de los presidentes de Tv Aztaca, Ricardo Salinas Pliego, segundo hombre más rico de México, y de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, quien ocupa el sexto lugar en la lista, es propietario de clubes de futbol y posee acciones en distintos bancos.

Otros son Pedro Aspe, secretario de Hacienda en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, quien forma parte del consejo de administración de Televisa; Alberto Bailleres, el tercer hombre más rico del país, dueño del Palacio de Hierro y Peñoles, la segunda minera más grande; Germán Larrea, el cuarto millonario mexicano, dueño de las minas Cananea y Pasta de Conchos, y Roberto Hernández, segundo accionista de Televisa.

Los integrantes de #YoSoy132 convocaron al pueblo a organizarse: Ese será el primer paso y debe comenzar en comunidades, escuelas, plazas, milpas y barrios. El grito de ¡No pasarán!, ¡no pasarán!, secundaba la lectura del manifiesto; mientras muchos jóvenes se preparaban para pernoctar fuera de Televisa antes de la apertura de los Juegos Olímpicos de Londres.

sigue el link

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s