En juego, legitimidad de elección

En entrevista en La Silla Rota, los académicos José Antonio Crespo y Javier Aparicio comentan que los votos apuntan a Peña Nieto como ganador, pero está en duda si vale o no el proceso y si las denuncias proceden.

Los votos apuntan a que Enrique Peña Nieto es el ganador en las urnas, pero lo que está en juego hoy es la validez y la legitimidad de la elección presidencial, coincidieron los analistas políticos José Antonio Crespo y Javier Aparicio.
Entrevistados por el periodista Roberto Rock en el programa de La Silla Rota, que se transmite en Efekto TV, los investigadores y académicos del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) consideraron que la diferencia de casi tres millones de votos a favor de Peña Nieto vislumbran que será el ganador, pero las denuncias presentadas por la izquierda apuntan a que hubo compra de votos, rebase en el tope de gastos de campaña y uso de recursos ilícitos, entre otras presuntas irregularidades.
“La discusión hoy es sobre la validez de las elecciones, a partir de las denuncias, pues se pone en riesgo la certeza y la legalidad. El debate es si valió o no la elección. Los votos apuntan a Peña Nieto como ganador, pero lo que está en duda es si vale o no vale el proceso y si las denuncias proceden”, expresó José Antonio Crespo.
“Si bien hay elementos para pensar que hubo exceso de gasto, la diferencia de votos es diez veces mayor que las elecciones del 2006. La pregunta es si las elecciones fueron equitativas, porque puede ser una elección legítima, pero inequitativa”, apuntó por su parte Javier Aparicio.
En la entrevista en La Silla Rota, los analistas también hablaron de la  conformación del Congreso en la próxima Legislatura, del papel que van a jugar el PAN y el PRD en el contexto de un gobierno priísta de minoría política, así como de los logros alcanzados en la reforma política y los pendientes que aún prevalecen.
Al referirse a la etapa actual de la revisión de los comicios presidenciales, Crespo indicó que México es uno de los países con más “candados” en materia electoral y que el proceso está sobreregulado.
“El problema es el compromiso de los candidatos y los partidos con las autoridades electorales y con los resultados”.
Afirmó que seguramente se hará necesario hacer un nuevo ajuste para que todos los actores asuman un compromiso definitivo con la democracia.
Sobre este aspecto, Aparicio dijo que México todavía no tiene elecciones perfectas, aunque se ha avanzado hasta tener una jornada electoral confiable.
“Hay que seguir depurando, pero esto requiere un compromiso de los actores con las reglas, con los procesos y con los resultados”, subrayó.
De las impugnaciones presentadas por los partidos de Izquierda, opinó que la fuerza que tiene Andrés Manuel López Obrador ahora es menor que en 2006 y, por tanto, el escenario más probable es que se le dé constancia de mayoría a Peña Nieto. “La diferencia de 200 mil votos hace seis años a 3 millones en 2012, sí genera una percepción distinta”, agregó.
Del Partido de la Revolución Democrática, expuso que dentro del proceso de impugnación hay una lucha de López Obrador por quedarse con el control del partido para seguirse presentando ante sus seguidores no como perdedor, sino como un político al que le han robado la elección.
“En estos momentos López Obrador es un lastre para el PRD, si el PRD quiere ser opción de gobierno. Marcelo Ebrard pudo haber ganado la elección presidencial y, en ese sentido, López Obrador fue un obstáculo para el triunfo de la izquierda. Lo que no se sabe es si el tabasqueño será desplazado en esta ocasión, aunque se ve difícil”, dijo Crespo.
Acerca de la próxima Legislatura, Crespo recordó que en los escenarios se apuntaba que podría haber una mayoría del PRI con el Partido Verde, pero no será así, y ahora todo indica que la mejor disposición es por parte del PAN para alcanzar acuerdos, no del PRD, debido a la impugnación.
“El PAN ya dijo que será oposición responsable y que no va a boicotear al PRI. Esta es la mejor manera que tiene el PAN para recuperar credibilidad”, abundó.
Javier Aparicio comentó que la Cámara de Diputados va a quedar dividida a la mitad, es decir, alrededor de 250 curules del PRI y del PVEM y el 50 por ciento restante serán de los otros partidos.
Señaló que hay una serie de pendientes en la agenda legislativa desde 1997 y más recientemente debido a la negativa del PRI para aprobar las reformas. Indicó que el PRD le está dejando el espacio al PAN para que sea el que negocie con el PRI las posibles reformas en el corto plazo y eso será muy importante para recuperar la credibilidad del panismo.
En torno a la reforma política, Crespo destacó que se incorporan figuras ciudadanas, con candidatos independientes para el 2015, mientras que la iniciativa ciudadana y la consulta popular, son figuras de la democracia directa que dan mayores elementos de participación a las personas.
Sin embargo, agregó, quedaron fuera instrumentos de control ciudadano, como la reelección de legisladores o la revocación de mandato.
“Nos deja inermes: los partidos buscan el voto y hacen lo que quieren”, puntualizó.
Crespo consideró que una negociación con el PRI la puede hacer el PAN para redondear y perfeccionar la reforma política, a cambio de que puedan apoyar ellos otras reformas.
En este sentido, opinó que el PAN no va a hacer un bloque opositor en el Congreso porque necesita rescatar credibilidad ante sus electores, mientras que los gobernadores de oposición van a querer una buena relación con el próximo Presidente.
Aparicio señaló que la iniciativa preferente ayuda a acelerar los tiempos ante el Legislativo y se convierte en una “ficha” de negociación del Presidente.
Explicó que si el Presidente elige dos temas para que sean dictaminados en el período de sesiones, el Congreso de la Unión tiene plazos y los temas no se pueden ir a la “congeladora”, sino que son aprobados o son rechazados.
Finalmente, Aparicio estimó que Peña Nieto va a querer hacer alguna reforma en materia económica, particularmente en energía –buscando mayor participación privada–, porque es el momento para aprovechar su fuerza y le daría tiempo para cosechar frutos al final de su mandato.
Publicado en: http://lasillarota.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=45807:en-juego-legitimidad-y-certeza-de-elección-expertos&Itemid=189

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s