La filtración en la Sedena muestra fractura en el Ejército: Felipe González (MVS)

El senador panista también afirmó que pese a ser parte de la comisión de Fuerzas Armadas en la Cámara Alta desconocía esas compras, informó Carmen Aristegui. Otros especialistas mostraron su preocupación por la adquisición cuantiosa de equipo, y que no exista garantía de que no se use para fines distintos a los que tiene el Ejército

Luego de que ayer se dieran a conocer contratos para compra de casi cinco mil millones de pesos en equipo de inteligencia y espionaje de marzo de 2011 a marzo de 2012, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) emitió un comunicado en el que expresa que las adquisiciones divulgadas están apegadas a los procedimientos de compras gubernamentales, porque son equipos que le permiten cumplir con sus funciones de ley, dijo Carmen Aristegui. La dependencia rechazó que el equipo se utilice para espionaje político o que esté subordinado al interés personal de “altos mandos”.

Los equipos modernos permiten la intercepción de llamadas y el seguimiento detallado del uso de equipos de cómputo, señaló la periodista, que citó que anoche entrevistó para CNN a Mireille Rocatti, ex ombudsman nacional, quien resaltó como preocupante que en corto tiempo y cuando está terminando un periodo sexenal se haya hecho una adquisición tan cuantiosa. También señaló que las labores de inteligencia están “compartimentadas”, distribuidas en diversas dependencias, y que en los hechos se ha visto que se hace poca labor de inteligencia preventiva, que más bien es reactiva.

La periodista también entrevistó al senador panista Felipe González, que señaló lo delicado de que se haya conocido de estas compras por una filtración interna, lo que revela fracturas en las Fuerzas Armadas que son muy delicadas. A Aristegui le parece sorprendente que un senador vinculado al tema de las Fuerzas Armadas en el Poder Legislativo haya reconocido que desconocía que se hubiera hecho la compra de los nuevos equipos.

La conductora explicó que El Universal, que también abordó el tema de los contratos ayer, hoy ofrece declaraciones sobre este asunto de cuatro especialistas en temas de seguridad nacional: Javier Oliva, quien dijo que la Sedena se está ajustando a los nuevos retos; Miguel Carbonell, quien expresó que la única justificación de esas compras es la investigación de delitos; Ana María Salazar, quien justificó que el Ejército se equipe ante los nuevos retos trasnacionales de seguridad nacional, y Eduardo Gallo, que señaló que no existe garantía de que no se esté utilizando el equipo para otros fines ajenos a las misiones de las Fuerzas Armadas.

Reforma, en su columna Templo Mayor, afirmó que por alguna extraña razón confunden la tecnología con la magia, leyó Aristegui al aire, por invertir cinco mil millones de pesos en equipo de inteligencia, pero inquieta a quién se lo compran, pues el dueño de la empresa proveedora, Security Tracking Devices es Susumo Azano, el mismo nombre de un personaje que ha pagado sobornos y realizado extorsiones en Baja California, y también un compañero frecuente de parranda de Jorge Emilio González, el “Niño Verde”.

 Para escuchar este audio siga este link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s