¿Alguien es médico o sabe de derecho? (Reforma)

Por Silvia Garduño, publicado en Reforma  

“¿Alguien que sepa de pintura? Necesitamos pintar un mural”, decía uno de los estudiantes del movimiento #YoSoy132 al micrófono.

Alrededor de cinco jóvenes atendieron a su llamado y, a contrarreloj, comenzaron a pintar sobre una de las bardas que rodean la cancha de basquetbol de Huexca.

Su tarea era dejar memoria de la visita de 640 universitarios a esta comunidad, días después de la elección presidencial de 2012.

Pero no sólo se necesitaban “artistas”.

“¿Alguien es médico o enfermera?”, interrumpió una estudiante la reunión plenaria. Necesitaba auxiliar a uno de sus compañeros.

Una joven levantó la mano y se dispuso a ayudar al enfermo.

Las peticiones se hacían a la masa estudiantil, confiando en el talento o en la especialidad que ostentaban los jóvenes, para todo tipo de necesidades.

“No sé si alguien que sepa de derecho pudiera explicar mejor a qué se refieren los de la mesa (de modelo económico neoliberal) con el desconocimiento de la deuda externa”, señaló una estudiante, quien de inmediato fue apoyada por un futuro abogado.

“¿Alguien que nos preste un megáfono para los de los estados?”. “¿Alguien que traiga la computadora donde está guardada la relatoría?”, eran las preguntas que no llamaban a nadie por su nombre, sólo a “alguien”.

Durante su Primer Encuentro Nacional Estudiantil, integrantes del movimiento #YoSoy132 colaboraron con sus aptitudes, pero también con lo que hiciera falta para que el encuentro fuera satisfactorio, tanto para ellos como para los pobladores de Huexca, en el municipio morelense de Yecapixtla.

La basura se separaba en orgánica e inorgánica, y había una brigada de jóvenes enfocada en mantener limpio el lugar, recorriendo el campamento con bolsas plásticas negras para que ahí se depositara el desperdicio.

“Les encargo que levanten las colillas de sus cigarros, ¡contaminan mucho!”, clamaba una joven, en tanto otra pasaba entre las filas de sillas de plástico recogiendo la basura.

Voluntarios ayudaban a las mujeres de la localidad a hacer la comida, y otros más se ofrecían para lavar los baños.

“Necesitamos a ocho mujeres voluntarias que vayan a ayudar a la cocina”, dijo un joven al micrófono.

“¡Mujeres y hombres, personas!”, gritaron algunas estudiantes ofendidas por la alusión a los roles de género.

Los jóvenes desayunaron guisados de frijol, lenteja y papa, que combinaban con tortilla, insumos llevados por los estudiantes y cocinados por las mujeres de Huexca.

Con el afán de no contaminar, muchos llevaban sus propios platos, vasos y cubiertos no desechables, mismos que ayudaban a lavar.

Ese era en Huexca el espíritu de convivencia y colaboración del #YoSoy132, que en apenas dos días –el campamento fue confirmado durante la asamblea interuniversitaria del pasado miércoles– organizó la reunión, consiguió los transportes necesarios e instaló mesas de trabajo.

Además, se solidarizaron con los pobladores del lugar, quienes se oponen al establecimiento de una termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Polemizan por tema de medios

La demanda del movimiento #YoSoy132 de democratizar los medios de comunicación generó polémica durante el Primer Encuentro Nacional Estudiantil.

La mesa sobre el tema propuso, además de impulsar una agenda activa que considere la creación de medios alternativos, se trabajara en conjunto con instancias gubernamentales para analizar y mejorar las leyes en la materia, e incluso, se pronunció por impulsar una nueva ley: la Ley #YoSoy132.

“Se planteó crear la ley 132 que recoja los puntos de las leyes ya existentes.

“Hay que contemplar trabajar con instituciones y con el Gobierno si queremos impulsar leyes”, dijo Berenice Fernández, de la UAM Cuajimalpa.

La propuesta generó inconformidad entre algunos de los jóvenes, quienes no creen posible colaborar con el nuevo gobierno, pues el movimiento #YoSoy132 se opone a la imposición de Enrique Peña Nieto, quien, de ser ratificado por el Tribunal Electoral, será el próximo Presidente de México.

“Esta relatoría que se hizo en esta mesa es un retroceso.

“No podemos depender de los organismos políticos que construyen las leyes”, señaló un estudiante de la FES Aragón, que no quiso ser identificado.

La estudiante Silvia Colmenaro cuestionó que la relatoría de la mesa de democratización de medios no hiciera referencia a puntos fundamentales en la discusión, tales como la cancelación de la concesiones de televisión e, incluso, la expropiación de los medios.

Javier Shutte, estudiante de Derecho del ITAM, dijo que si bien se está “imponiendo” al titular del Ejecutivo, hay otros niveles y órdenes de gobierno con los que el movimiento puede colaborar para fungir como contrapeso.

“No implica abandonar el carácter apartidista del movimiento, es la vía ciudadana. Implica un contacto directo con el gobierno, pero el gobierno son muchas cosas”, refirió.

Otros estudiantes advirtieron que se estaba dando un falso debate, pues no hay una contradicción entre impulsar la vía legal y la vía activa.

“En ambas tenemos que meterle con todo. Es probable que por la vía legal no podamos llegar”, señaló una joven.

“La vía legal no está peleada con la resistencia. Necesitamos aliados”, dijo un estudiante de la UNAM.

Además de plantear una estrategia por la vía legal, la mesa de democratización de medios sugirió crear medios alternativos, hacer análisis públicos sobre la programación de Televisa y TV Azteca, vinculación con radios comunitarias y la creación de una plataforma de medios independientes 132.

Los estudiantes instalaron 6 mesas de trabajo, cuyas relatorías serán enviadas a las asambleas locales: medios de comunicación, educación, neoliberalismo, seguridad nacional, salud y vinculación política.

Lo discutido en Huexca, Morelos, no son resolutivos del movimiento, sino relatorías que abonarán a la discusión de las asambleas locales.

Entre el viernes 6 y el domingo 8, participaron en el encuentro 640 estudiantes de más de 50 escuelas públicas y privadas de 19 entidades.

Además de avanzar en la agenda del #YoSoy132, los estudiantes dieron un espacio de más de una hora a un diálogo con los pobladores de Huexca, quienes se oponen al establecimiento de una planta termoeléctrica.

Ver nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s