El Muro de Tlatelolco (Reporte Indigo)

Por Antonio Navalón, publicado en Reporte Indigo

Era el 10 de noviembre de 1989, y si en Nueva York hacía frío, en Berlín más. Sin embargo, de repente, la temperatura del mundo subió muchos grados: el Muro de Berlín se derrumbó.

Aquella noche asistí a una cena en casa de William Randolph Hearst. Acudieron Ted Turner, su mujer, Jane Fonda, Jesús de Polanco, Verónica Hearst, el editor de The New York Times. Todos estábamos asombrados.

Como yo era el único no importante en la reunión, observé la reacción de todos. ¿Por qué será que, al igual que la muerte, cuando la historia se desencadena, siempre nos toma por sorpresa?

En México, Televisa escuchó. Su presidente decidió transmitir el segundo debate presidencial por el Canal de las Estrellas como un gesto más de la apertura iniciada cuando López-Dóriga dio voz al movimiento #YoSoy132 en su noticiero.

El muro de Tlatelolco ha caído.

De los cascotes del Muro de Berlín se construyó el euro, que hoy se muere. De los de la Plaza Tahrir, hoy se levantan los ladrillos de la elección que hacen los egipcios entre un ex primer ministro de Mubarak y un islamista que promete no ser duro.

No se puede vivir sin libertad. Los jóvenes no deben olvidar que tienen todo el derecho a protestar –porque son los propietarios de esto que sucede– y a exigirnos –porque las cuentas que les entregamos son malas–, pero tampoco pueden pretender “ser realistas y pedir lo imposible”, porque la sociedad mexicana, que necesitaba un meneo como el que ellos le están dando, tiene muchos problemas, siendo el principal que nosotros, los padres, no hemos usado mucho tiempo para aprender de nuestros hijos.

La gran lección del movimiento es la que nosotros podemos dar al ayudarles a que esto no sea solo una llamarada de petate. Hay que decirlo: estamos cerca del 10 de junio, y yo temo a los Halcones.

Que nadie juegue a que el mundo puede ser mejor, porque podrá serlo solo en la medida en que toda esta fuerza tenga una traducción política. Es bello que los jóvenes sean políticos, pero apartidistas. Es bueno que cumplan su parte de ser mejores que nosotros, a quienes nos toca garantizar lo que ya sabemos, aunque lo que sepamos nos dé miedo.

Siempre se puede cambiar la historia. No está escrito en las estrellas que cuando llegue el apagón electoral, la sociedad y nuestros hijos desaparezcan. No es cierto que los tiempos del IFE no den para lo que quiere el pueblo de México, ni que por ser oposición se es mejor.

No es cierto que ir contra un candidato es suficiente. Ni que una vez demolido el muro no se sepa si se va a construir algo o si simplemente permitiremos que lo peor de la sociedad sobreviviente ocupe el espacio conquistado por los jóvenes.

Las universidades, los padres, los hijos, los partidos deben entender el mensaje. No es urticaria, es un cambio, y lo mejor que podemos hacer es consolidarlo en la responsabilidad.

Y para eso no es necesario andarse besando en Chapultepec, sino tener grandeza y no querer tapar el sol con un dedo. Es necesario no quererse aprovechar de esta revolución blanca y bien intencionada, de lo mejor de nosotros, para que las águilas negras de la noche no causen un desastre y nos vuelvan a colocar como un país premoderno y frustrado, sin arreglo posible y, además, bañado en sangre blanca.

Todas las fuerzas tienen que procurar incorporar lo que de verdad haga mejor la elección. El primer derrotado será la Ley Electoral, que nos diga cómo le explicamos al cerebro, al pensamiento o a la montaña rosa de la ilusión de nuestros jóvenes que se esperen, que no se puede, que la ilusión está prohibida.

Ver nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s