“Nini Verde”, “House” Sicilia y la caca que flota (Milenio)

Por Jairo Calixto Albarrán, Publicado en Milenio

En Jorge Emilio González, mejor conocido en los bajos fondos del ecologismo sin atributos como el Niño Verde, hay un elogio de la contradicción que carece de progenitora. En principio, se le sigue diciendo niño cuando ya hace mucho que dejó de ser tal, aunque cabe recordar que aún siendo niño, cobraba como gente grande. Luego, a pesar de que se pone como Hulk cuando lo cuestionan por propiedades, orgías y búlgaras, ha dejado de ser del todo verde, porque ya le arrebataron el poder. Eso sí, a manera de recompensa le dieron una candidatura a senador, en conjunto con el PRI, para que se siga dando una vida como la de la hija de Romero Deschamps.

Por eso y muchas cosas más, el Nini Verde se sintió con la autoridad moral para exigirle al movimiento #Yosoy132 que dejen de ser ninis y que se pongan a trabajar. Es como si le hubiera pedido a Moreira que regrese lo que se llevó.

Igual se trata de una estrategia colmilluda de Pedro Joaquín Coldwell para que Emilito jale la marca y los linchamientos de la muchachada para dejar descansar a su candidato, que todavía no se repone de la terapia siciliana.

Bueno, ni él ni nadie, porque todavía se escuchan los estertores de los candidatos que fueron apabullados en aquella terapia de choque, donde los besos de Sicilia eran para almas quebradizas. De hecho, todo parece indicar que en el PAN están pidiendo los servicios del doctor Javier House Sicilia para aplicarle el rudo tratamiento a todos los que se atrevan a irse con sus chivas a otro partido. Sí, cualquier cosa es mejor que escuchar a Marianita Gómez del Campo, lideresa del PAN en el defeño, anunciar un museo del horror del PRD en la capital —aunque supongo que harán un anexo panista que incluya las bonitas imágenes de Demetrio Sodi empujando su escritorio en la calle— y referirse a los disidentes como “caca que tiende a flotar”. O sea, está bien que no se van a una institución muy salubre, pero no se vale.

Eso, o mandarlos a actos de campaña como el del ChikiliQuadri en el Auditorio Nacional, donde, por culpa del candidato que, además de Gloria Trevi, tuvo de invitada especial a la edecán del IFE para documentar sus calenturas, aquel show del Panal parecía un baño sauna.

El Nini Verde debería llevarse de reventón a Quadri, que está hambriento de teibol, pero con búlgaras incluidas.

Ver nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s